Klokker Reparacion de Relojes

Existen relojes que son herramienta para marineros, cronógrafos water-resist que son creados con el fin de apoyar las actividades de los navegantes o buzos. Por otro lado hay casas relojeras como Ulysse Nardin, que más allá de crear piezas de alta precisión, se dedican a honrar e interpretar de manera sublime la labor naval. Grand Deck Tourbillon es un pequeño barco mecánico en la muñeca, es un micromundo náutico portátil.

Klokker Reparacion de Relojes

Grand Deck Tourbillon, no es un reloj que se lee siguiendo horas con manecillas alrededor de un círculo. Alejado de ésta convencionalidad, esta pieza es un complejo movimiento cuyo segundero es un tourbillon y el minutero es motorizado por un mecanismo retrogrado –la manecilla al llegar al 60 se regresa a su punto inicial- con un indicador que se me mueve mediante un vistoso sistema cables.

Klokker Reparacion de Relojes

El diseño de esta pieza emula un velero, parece que estamos viendo una pequeña embarcación desde las alturas. La carátula es de madera y los cables que mueven el volante marcador son de fibra Dyneema®, polietileno usado en los aparejos de los veleros, material que resulta más resistente que el acero.

Características:

Caja: Oro Blanco de 18 quilates.


Movimiento: Mecánico, calibre UN-630, tourbillon.

Reserva de marcha: 48 horas.

Cristal: Zafiro.

Correa: Piel con cierre desplegable.

Klokker Reparacion de Relojes

Grand Deck Tourbillon, edición limitada a sólo 18 piezas, un reloj que a primera vista obsesiona y al entender su mecanismo apasiona. Una vez más Ulysse Nardin demuestra su dominio en relojería artesanal creando nuevas formas de interpretar el tiempo y el amor por las actividades navales.

Fuente:
Klokker Reparacion de Relojes

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete