Girard-Perregaux describe a su nueva creación como una pieza arquitectónica.Laureato Skeleton es una microedificación con trazos rectos y curvos cuyo mecanismo luce más como una estructura que como un engranaje. Su nombre lo dice todo, su movimiento con esqueleto queda a la vista, no deja nada a la imaginación y se complementa con una pulsera de metal.

Laureato Skeleton, sus inicios y cualidades

El modelo surgió en 1970 diseñado por un arquitecto en Milán, inmediatamente el reloj se volvió una obra de arte. Ahora Girard-Perregaux retoma este diseño para lanzar un nuevo reloj mejorado, con eslabones que alternan superficies mates y satinadas, logrando un efecto visual muy atractivo.

Su caja con bisel octagonal pulido está enmarcado por un círculo, todo esto dejando ver el equilibrio  en las proporciones y de la ergonomía.

Laureato Skeleton de Girard Perregaux

El Laureato Skeleton se caracteriza por permitir ver todo lo que sucede en su interior, su caja mide 42 mm de diámetro y 10.88 mm de grosor que va en armonía con su brazalete, dando la impresión de ser una sola pieza sin separaciones.

Está disponible en dos presentaciones la de acero inoxidable y la otra en oro rosa de 18 quilates; un trabajo artesanal que hace de cada pieza algo excepcional. Los puentes y la platina son sustituidos por una interacción de llenos y vacíos, esto por la inspiración del estilo barroco italiano de la basílica de San Pedro en Roma. 


Laureato Skeleton de Girard Perregaux

El movimiento del Laureato Skeleton está marcado por un Calibre GP01800-0006 con excelente precisión desarrollado, producido, ensamblado y terminado por Girard-Perregaux.  

Su diseño permite que la luz lo muestre como si fuera una vitrina, en el lugar de la esfera el movimiento sustenta marcadores horarios en suspensión, al igual que la Place de l’Etoile en ParísSus curvas están adornadas con un biselado acentuando los contornos hechos a manos por artesanos de Girard-Perregaux.

 

Este reloj que refleja la pasión por la arquitectura, ha sido diseñado por la casa de Alta relojería Suiza como una muestra atemporal que permanezca en el tiempo demostrando la calidad de Girard-Perregaux.

 


Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *