Por César Eduardo Rodríguez, lector y colaborador de Klokker México

La relojería y el término “Hecho en Suiza” o “Swiss-made”, sin duda, crean una buena combinación; para la gran mayoría es sinónimo de precisión y, más aún, de buena calidad. Con justa razón sobra decir que marcas prestigiosas de “alta relojería tales como Patek Philippe, Rolex, Audemars Piguet, entre otras, tienen su origen en esta nación. Continuando nuestro breve tópico, Victorinox, marca mundialmente reconocida por sus excelentes navajas, cuchillería y ropa de estilo outdoor (para aventuras, campo, aire libre), es distinguida por la calidad indiscutible de sus productos, sin embargo, surge la pregunta: ¿la marca ha logrado transmitir este estilo y calidad a su línea de relojes?

Victorinox se incorporó al mundo de los relojes en 1989 (ya hace algunos años) y la verdad es que sus piezas han sufrido transformaciones muy interesantes. Se puede afirmar que están considerados en la categoría de “relojes comerciales” más que de alta relojería. Si bien al inicio no eran malos, al contrario, su calidad en cuestión de funcionamiento y operación fue buena desde que salieron al mercado, sí eran simples, sin mucha presencia, de variedad limitada, colores pálidos y con dimensiones homologadas para sus series. Es decir, considero que les faltaba algo, y ese algo no se encontraba en el interior del reloj, en su mecanismo, sino en su exterior, en el diseño.

No cabe duda que estos últimos 27 años le han ayudado a mejorar en esta área, y mucho, pues actualmente la línea se ha diversificado y expandido a más de 7 series distintas, añadiendo diversos diseños y mejores acabados; más pulidos y con mucho más carácter. Vale la pena destacar sus más recientes incorporaciones como la serie I.N.O.X. y Airboss.

De manera muy clara hoy podemos ver en los relojes Victorinox el compromiso de la marca por transmitir su valor, su heritage. Sus piezas de tiempo no solo son de una excelente calidad, sino también de un diseño original, llamativo y sobrio. Los relojes tienen clase y multifuncionalidad. Ya sea que su estilo sea el casual, deportivo, de aventura o de negocios, Victorinox tiene algo que ofrecer, y a precios adecuados, siendo este último factor un detalle a destacar (estarán de acuerdo conmigo). En México los relojes Victorinox rondan un precio que va desde los $7,000 hasta los 25,000 MXN.

En conclusión la respuesta es sí, ya son igual de buenos que sus navajas. En la actualidad los relojes Victorinox son de buena calidad, con diseño fresco, variedad y presencia novedosa. Si lo que buscas es un reloj diferente, accesible y para múltiples ocasiones, te invito a conocer más sobre las series de la marca. Victorinox es un digno representante de lo “Swiss-made”.


En lo personal, estimado lector, cuento con un par de Victorinox en mi colección (Alliance Mechanical 40mm y un Chrono Classic 41mm), y me atrevo a decir que no te vas a arrepentir si compras uno.

Conoce más de Victorinox en: www.victorinox.com/mx/


Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *