Una de las pocas cosas que el ser humano no puede manipular es el tiempo, éste corre incansable y transforma todo a su paso. Es un misterio que no podemos descifrar aún, el presente cambia con el tic-tac que marca un reloj y es imposible detenerlo, aún más inalcanzable es poder echarlo hacia atrás. Ficciones como “Back to the future” nos permiten visualizar este sueño: poder digitar en una maquina el día y el año al que queremos regresar para moldear el mundo a nuestro placer.

Aprendimos de Doc Brown, el científico creador del “Flux capacitor” -motor que dio vida a la maquina del tiempo-, que para lograrlo se requería precisión máxima. Durante la saga el personaje que interpretó el actor Christopher Lloyd se valió de sus pequeñas máquinas medidoras de tiempo para lograr consumar sus experimentos. Portó dos relojes de pulsera y aparte usó dos cronógrafos de mano para medir velocidades haciendo cálculos con tiempos y distancias. Para rematar, un rayo aterrizó en la punta del reloj de torre para llenar de energía al auto Delorean y así desplazarlo al pasado.

En la mano izquierda Doc usaba un Armitron 101, pieza digital que tenía calculadora en la carátula (característica indispensable en los ochenta), además de agenda para guardar números y nombres, contaba con memoria RAM de 4 mil bits, algo así como 0.00048 MB. En la mano derecha portaba un preciso cronógrafo Seiko A826-6019 “Training Timer” al que le rotaba el bisel para cambiar de función.

 

docbron

 

Por otra parte el científico usaba un dispositivo que activaba un doble cronógrafo. Se trataba de una caja de aluminio con un par de interruptores que intercalaban los medidores de marca Seiko y Citizen.

 

the-conmunity

Foto de ConMunity en Flickr.


Marty McFly, personaje principal de la saga, utilizaba un Casio CA-50 y en otras escenas el CA-53, clásicos modelos de calculadora que hasta el día de hoy se siguen produciendo, con algunas nuevas características pero que aún conservan el mismo diseño que tenían en 1985.

 

BackFuture1b

 

No podemos olvidar que la historia giró alrededor del reloj de torre, creado en 1885 (Volver al futuro parte 3), la única máquina clásica llena de engranes y manual que se posaba en lo alto de “Hill Valley”, pueblo ficticio donde se filmó la película. Éste dejó de funcionar en 1955 al caerle un rayo y en 1985 fue utilizado por Doc y Marty para alimentar de energía al Delorean.

 

11537295_1

 

Te dejamos un mensaje importante que tiene para ti Doc Brown.

 

 

Fuentes:

http://backtothefuture.wikia.com/wiki/Wristwatch
http://www.digital-watch.com/
http://backtothefuture.com/
Foto principal por Gary Knight en Flickr.


Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *