Redefiniendo el modelo clásico

Moritz Grossmann nos demuestra una vez más que la maestría relojera no sólo germina y se cultiva en Suiza. Benu Power Reserve, es un ejemplo de que los clásicos también se pueden gestar en Alemania, en específico, en la ciudad Glasshüte.

Klokker Reparacion de Relojes

Benu Power Reserve luce imponente y con gran estilo. Su rostro de inmediato nos atrapa con el medidor de carga, colocado en el centro de la carátula, que nos marca en rojo el nivel de cuerda de éste reloj mecánico automático. Este calibre marca las horas y los minutos con estilizadas agujas hechas a mano por los artesanos de la marca. El segundero se encuentra colocado en una subesfera en la parte inferior a las 6:00.

Klokker Reparacion de Relojes

La parte trasera de esta pieza es cautivadora. Un gran cristal de zafiro nos deja ver, en su totalidad, el movimiento automático orgullosamente Made in Germany. Los amantes a las micromáquinas podemos pasar horas admirando el movimiento de engranes que se posa ante nosotros sin ninguna barrera. Una de las razones por las que adquirimos este tipo de relojes es para desabrocharlo de nuestra muñeca y admirar, por algunos instantes, el armonioso mecanismo.

Klokker Reparacion de Relojes

 

Moritz Grossman camina con pasos sólidos en el mercado de la alta relojería mundial. 

 

Fuente:

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *