Mars“, La odisea marciana de Louis Moinet es una obra de arte que ha superado todas nuestras expectativas, imagina llevar un fragmento de Marte en la muñeca.  

 Colección Mars con un fragmento de Marte

Creación del gran Atelier Louis Moinet, una pieza que hace honor a lo impresionante que es el espacio, pensar en una aventura espacial es un sueño para muchos. En la antigüedad no podríamos ni imaginarnos todo lo que ya sabemos sobre lo diminutos que somos en el cosmos, muchos seguimos nuestro día a día sin que se nos cruce esa idea por la cabeza, y de repente Louis Moinet nos hace darnos cuenta de lo extraordinario que es.

Mars es una colección de 12 piezas en oro rosa y 60 piezas en acero, todas representan un fragmento genuino del meteorito de Marte en una cápsula en las tres en punto. Reproducen con exactitud y gran detalle la superficie de Marte, completa con sus legendarios volcanes.

Nos impresiona como una pieza de 43.2 mm pueda transmitir tanto, algo que los coleccionistas que también son aficionados en astronomía sabrán valorar, reconocer un Olimpo Mons en el centro, Ascraeus Mons entre las 1 y las 2 en punto, Pavonis Mons entre las 4 y las 5 en punto, y Arsia Mons entre las 5 y las 6 en punto.

El trasfondo de Mars

Todo ha sido un dedicado trabajo de artesanía, cada dial de bronce fue trabajado individualmente. En la parte trasera, el peso oscilante está en el mismo tono que la esfera, con un acabado en tono cobre, como el color de Marte.

Louis Moinet obtiene esta inspiración por Percival Lowell, nacido en 1855, y contemporáneo del maestro relojero Louis Moinet. Percival heredó una visión romántica de la astronomía que se ve transmitida a la perfección con la obra de Ateliers Louis Moinet.

Si entramos en detalles sobre la pieza, sus diferentes calados se encuentran en los marcadores de hora, en el dial y en las lengüetas y puentes verticales, lo que le da al reloj un aspecto tridimensional. Sus números romanos con acabados satinados acompañados de incrustaciones de diamantes los hacen parecer que están suspendidos en el espacio, sin peso, sin gravedad.

El calado en la esfera de Marte, entre las 8 y las 12 en punto, revela el ritmo de su exclusivo calibre de Louis Moinet. El escape (que genera 28,800 vibraciones por hora) y el segundero compensado se muestran en todo su esplendor: se colocan cuidadosamente para asegurar una vista sin obstrucciones de todos los detalles del movimiento de Mars. El conjunto se aloja en la caja Neo de 43,2 milímetros de Louis Moinet, estructurada en torno a dos puentes verticales que abarcan el reloj, asegurando la correa en cada extremo de sus orejetas de calado.

Para complementar se diseño un estuche al estilo de un libro primera edición encuadernada en cuero, algo que evoca las obras literarias de ficción y exploración especulativa del universo en el siglo XIX. Louis Moinet nos recuerda lo afortunados que somos en pleno 2019 al saber que es verdad, Marte está ahí, sabemos exactamente cómo se ve y gracias al Atelier algunos aún más afortunados lo pueden llevar en la muñeca.

Revisa más artículos interesantes aquí

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *