TAG Heuer continua dominando la relojería con el nuevo Carrera Calibre Heuer 02T Tourbillon Nanograph revelado por primera vez en Ginebra.

La casa relojera cuenta con un tradición relojera realmente memorable, siempre está innovando y en su historia se registran siempre grandes avances científicos, en esta ocasión su visión vanguardista presenta una pieza de carbono en su más reciente interpretación del Carrera.

Durante el Salón Internacional de Alta Relojería de Ginebra suceden muchas cosas, incluso fuera de las puertas de la feria, las marcas están listas para demostrar de lo que son capaces y revelar sus últimas creaciones. Es así como TAG Heuer presentó su más reciente innovación, una primicia mundial en la industria relojera:  una espiral fabricada en compuesto de carbono inventada, patentada y fabricada por la vanguardista marca de relojería suiza.

Carrera Calibre Heuer 02T Tourbillon Nanograph

El imponente movimiento de manufactura Heuer 02T se encuentra regulado por la nueva espiral de carbono, producida a partir de un gas que sustituye a las conocidas versiones de Elinvar y silicio.

Esta nueva interpretación del TAG Heuer Carrera, con su avanzada tecnología de manufactura propia, destaca nuestra tradición en la consecución de la excelencia relojera y demuestra que seguimos siendo fieles a nuestros valores de rendimiento, disrupción y vanguardia.Stéphane Bianchi, CEO de la División de Relojería de LVMH y CEO de TAG Heuer.

El Tourbillon establece un inquebrantable vínculo entre la artesanía relojera y la innovación más vanguardista. Gracias a su elaborada estructura y estética, el tourbillon está entre las complicaciones más impresionantes que un amante de la relojería puede poseer, y que muy pocos fabricantes han conseguido dominar.

La colección TAG Heuer Carrera ha cambiado constantemente desde su primer pieza en 1953, respetando su ADN y principales características. Su diseño modular y la relación con el mundo del automovilismo sigue siendo su principal inspiración.

Su diseño también domina a la relojería

El material del compuesto de carbono de la espiral es un patrón hexagonal nanoscópico, … un millón de veces más pequeño que un milímetro. Diminutas partículas que permiten que este cronógrafo esté tratado con un chorro de arena y un ligero cepillado en la placa del movimiento, visible a través de una esfera abierta. El patrón también puede verse en la masa oscilante, que cuenta con un tratamiento de PVD negro y es visible a través del fondo de la caja de zafiro.

Una tonalidad verde neón adorna varios elementos del reloj, incluyendo el puente de aluminio y la inscripción en el movimiento tourbillon. El volante de aleación de aluminio destaca por sus incrustaciones de oro blanco, mientras que los detalles de SuperLuminova® garantizan que el movimiento sea visible tanto de día como de noche.

Con este nuevo modelo de tourbillon esqueletizado de la línea Carrera, queríamos destacar las capacidades de TAG Heuer tanto en el ámbito de la ingeniería como en el del desarrollo de movimientos atractivos. Al igual que sus predecesores, el Carrera Calibre Heuer 02T Tourbillon Nanograph es una fuerza disruptiva en la alta relojería, gracias a una atractiva fusión entre una estética moderna y altamente tecnológica y sus elegantes y precisas proporciones: sellos distintivos de la colección Carrera desde hace más de cincuenta años.Guy Bove, Director de Producto de TAG Heuer.

Te explicámos qué es la espiral de carbono TAG Heuer

El corazón de todo reloj mecánico, la espiral es la pieza más difícil de fabricar debido a que sus tolerancias de minutos tienen un impacto directo en la precisión general del reloj. Un equipo de matemáticos, físicos y químicos de TAG Heuer está detrás de la creación de esta espiral recién reinventada.

La espiral mejora el rendimiento de los relojes que poseen el movimiento con certificación de cronómetro de la marca. El Carrera Calibre Heuer 02T Tourbillon Nanograph es el primer reloj regulado con esta innovadora espiral de compuesto de carbono.

Principales beneficios:

  •  Es inmune a la gravedad y los impactos.
  • Mejoran la precisión del reloj.
  • Antimagnética, lo que elimina el problema de la imprecisión creada tras poner el reloj en contacto con una fuente magnética.
  • Se ha obtenido un comportamiento térmico y aeroelasticidad de óptima calidad combinando la espiral de compuesto de carbono con un volante de aleación de aluminio.
  • Se diseñan y producen en su propio laboratorio de La Chaux-de-Fonds.

«El desarrollo de esta primicia mundial ha tardado años, con su ambición de mejorar el rendimiento y la precisión de los relojes mecánicos. Las innovaciones creadas en el TAG Heuer Institute pueden comparase con los peldaños de una escalera, en la que cada innovación siempre lleva a la siguiente. La espiral de compuesto de carbono es el primer paso de un proceso que nos llevará a más mejoras propias de la marca que ya están en proceso de desarrollo».Guy Sémon, CEO del TAG Heuer Institute.

Sin duda una hazaña para la casa relojera suiza, su primera estructura compuesto de carbono en ser utilizada para espirales trascenderá en la historia. Mejorando cada vez más la colección Carrera ahora con el impresionante cronógrafo Carrera Calibre Heuer 02T Tourbillon Nanograph.

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *