El equipo de Klokker asistió al exclusivo lanzamiento de la nueva colección de Longines “Back to the Future of Quartz”.

La cita fue el jueves 11 de octubre en Proyecto Paralelo, ubicado en Alfonso Reyes 58, Hipodromo Condesa. Ahí nos sorprendieron con una exposición de relojes antiguos traídos desde el museo de Longines en Suiza, especialmente para mostrárnoslos durante el evento. Además de poder conocer estas reliquias se brindó una explicación de primera, atendiendo todas nuestras interrogante y dándole un invaluable valor agregado a la muestra.

El cocktail “BACK TO THE FUTURE OF QUARTZ”

Proyecto Paralelo se vistió de gala, todos sus muros en color blanco se adornaron con los logos Longines en el característico color azul de la marca, una mezcla de elegancia aunado a un ambiente amenizado por una DJ y deliciosos gins preparados por el barman.

El recorrido histórico de las reliquias de Longines, traídas desde Saint-Imier, Suiza para este exclusivo evento, comenzaba con el Chronocinégines de 1954, el primer reloj conectado a una cámara de vídeo que brindaba precisión absoluta en eventos deportivos, ya que proporciona a los jueces una película que incluye una serie de tomas a 1/100° de segundo para que puedan seguir el movimiento de los atletas al pasar por la línea de meta. Siguiendo con el recorrido, encontramos que en 1965, Longines apostó por los relojes de cuarzo miniatura y fue así que dio vida al Calibre 800. Para llegar al Longines Ultra-Quartz en 1969, el primer movimiento electrónico para un reloj pulsera. En 1984, Longines dio un enorme paso adelante al presentar el calibre de cuarzo que equipa al Conquest V.H.P., movimiento que alcanzó un récord de precisión en aquella época. Fue una gran experiencia estar tan cerca de piezas que han marcado la trascendencia de Longines en el mundo clásico y tecnológico todos estos años.

Posteriormente, llegó el momento de la de la revelación de los últimos relojes Conquest V.H.P. por parte de Miguel Ángel Palmer, Director Regional de Longines LATAM. Cubiertos durante la velada, se descubrieron para así dejarnos sorprendidos con las piezas que constituyen el punto culminante en el ámbito del cuarzo, combinando ultra-precisión, alta tecnología y espíritu deportivo, bajo el signo de elegancia de la marca.

Al evento asistieron medios de comunicación, personalidades del mundo de la alta relojería en México y celebridades como Brandon Peniche, Kris Cid, Diego Derice, Ari Camacho, Alejandra Robles Gil, Fernando del Solar e influencers.

Más sobra los nuevos Conquest V.H.P. “Back to the future of Quartz”

La línea deportiva por excelencia incluye cronógrafos que reúnen todas las cualidades del movimiento Conques V.H.P. 

La casa relojera Longines, fundada en 1832 presenta estos nuevos modelos disponibles hoy en México con funciones de cronógrafo en distintas combinaciones. El movimiento desarrollado en exclusiva para Longines se distingue por su altísima precisión para un reloj analógico (± 5 segundos al año) y su capacidad de reinicializar automáticamente las agujas después de un golpe o una exposición a un campo magnético, mediante el sistema DPR (detección de la posición de los rodajes). Ventajas que le confieren seguramente la calificación de movimiento excepcional, a las que hay que añadir una pila de muy larga duración, así como un calendario perpetuo.

Estas excepcionales piezas combinan alta tecnicidad y una estética dinámica que les ayuda a mantenerse como el símbolo de la precisión extrema.

Estos modelos de acero o con tratamiento PVD negro están disponibles en ejecuciones 3 agujas y calendario (cajas de 41 y 43 mm de diámetro), cronógrafo (cajas de 42 y 44 mm de diámetro) y como la versión más reciente lanzada hace unas semanas en la ciudad de Roma, Italia la colección se amplía con nuevos modelos GMT que cuentan con un segundo huso horario y un sistema de control del reloj por medio de la luz.

Los modelos que cuentan con cronógrafos, indican horas, minutos y segundos, y cuentan con un contador de 30 minutos a las 3 horas, un contador de 12 horas a las 9 horas y un contador de 60 segundos en el centro. En cada modelo, el manejo se ve facilitado por medio de la corona electrónica inteligente, mientras que el indicador EOL (end of life) permite anticipar el fin de vida útil de la pila. Los modelos de la colección Conquest V.H.P. cuentan con esferas de color azul, carbón, plateada o negra. Un brazalete de acero con hebilla desplegable de seguridad complementa estas piezas de excepción. Mientras que los cronógrafos y modelos GMT se complementan también con un brazalete de acero o de caucho azul o negro.

 

Muchas gracias por leer este artículo acerca del estreno de “Back to the future of Quartz“.

Puede consultar más artículos interesantes aquí

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *