El final del recorrido por Baselworld llegó, en nuestro último día cerramos con broche de oro.

Conocimos a un gran apasionado a la relojería, Kari Voutilainen un artista relojero independiente. Nos demostró su experiencia al alcanzar la perfección en sus innovadoras piezas.

No es alguien que se satisfaga solo con creaciones imaginarias, él mismo realiza todas sus creaciones. Él está totalmente involucrado en cada detalle, ya sea técnico o estético; como un verdadero artista o escultor, nada se deja al azar.

Les dejamos una probadita de lo que vivimos el último día: 

 


Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *