Por Thania Rivera

La casa de moda francesa Hermès nació en el año 1837 en París, y para sorpresa de muchos esta marca no inició enfocándose en la moda, en la alta costura o en pasarelas. Por el contrario, era una tienda de sillas de montas que Thierry Hermès llevó al éxito por su gran reputación.

Conocida internacionalmente por el logotipo de un carruaje, orgulloso de sus inicios, es ahora una de las marcas más reconocidas, especializada en ropa y accesorios de lujo, en la que puedes encontrar desde un pañuelo, bolsas y zapatos, hasta artículos de alta relojería como el Nantucket TPM.

Desde hace 25 años este reloj refleja la elegancia de la moda ecuestre, ahora, en Baselworld 2017, se estrena en un diseño mucho más delicado del que Henri d’Origny creó en 1991, cuando por una pequeña modificación en vez de realizar un reloj de caja cuadrada ideó uno de una caja un poco más alargada, agregándole una cinta mucho más extensa, que abraza la muñeca y lo hace lucir mucho más refinado.

Este reloj es especial para las mujeres que les gusta lucir algo elegante y a la vez muy sencillo, es el reloj ideal para demostrar que la simpleza puede ser lo más bello, el detalle de la correa en cuero en contraste con el acero hace de este accesorio que marca el tiempo algo irresistible para un fin de semana en el hípico o el hipódromo.


Para hacerlo aún más interesante, se puede escoger con diamantes alrededor de la caja, lo cual va muy bien con las presentaciones en diferentes colores como el negro, morado, azul y café, además puedes elegir entre la correa envolvente y la sencilla.

Especificaciones:

  • Caja rectangular de acero inoxidable
  • Medidas: 17.00 mm x 23.00 mm
  • Movimiento: Cuarzo
  • Swiss made
  • Resistencia al agua: 3.0 ATM

Uso recomendado:

  • Casual
  • Trabajo
  • Reuniones importantes

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete