La primera versión de Fifty Fathoms, lanzada en 1953, fue toda una revelación. Tenía innovaciones que en su momento no habían sido muy utilizadas en los llamados dive watches, como el bisel unidireccional o la protección antimagnética. Ahora, en el marco del Baselworld 2017, Blancpain retoma la serie con una pieza en azul muy marino.

Esta nueva versión de Fifty Fathoms conserva las mismas características que sus antecesores, las versiones manufacturadas de 1953 y 2013, pero por primera vez ha sido realizada en caja de cerámica azul.  Su diámetro es de de 38 mm, bisel de acero y marcadores en Liquidmetal, aleación de metales amorfos cuya consistencia ante la corrosión es extraordinaria.

Esta pieza tiene una resistencia de inmersión de casi 300 metros. Como buen reloj dedicado a las actividades acuáticas tiene grandes marcadores y agujas rectangulares que facilitan la lectura en la oscuridad y en las profundidades del mar .

A diferencia de la mayoría de los relojes divers, Fifty Fathoms sí tiene la parte trasera de la caja al descubierto; a través de un cristal de zafiro podemos apreciar su mecanismo, cuya masa oscilante es de oro sólido recubierto de una aleación de aluminio.

Este calibre 1150 está compuesto de 210 partes, tiene 38 joyas, y su una reserva de marcha es de 100 horas.



Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete