Un milagro en la muñeca

Según Parmigiani Fleurier, el hecho de que un meteorito descienda a la tierra es un milagro; estas rocas llegadas del espacio atraviesan la atmósfera para ser impactadas por temperatura impresionantes que cambian su estructura. Lo maravilloso de la situación es que podamos portar esa partícula diminuta del universo en nuestra muñeca, lucir parte de un meteoro en una pieza de tiempo.

Tonda 1950 Météorite tiene en su carátula parte de un meteorito que impactó en Suecia. Este bólido celeste ha sido pulido y tratado mediante químicos para evidenciar las vetas y texturas del mismo; “cicatrices” que hablan del viaje de esta piedra durante millones de años a través del universo.

Este reloj tiene caja de 7.8 mm de grosor. Su movimiento es mecánico calibre PF 702. Esta edición especial, de la serie Galaxies, tiene correa de piel de lagarto marca Hermès en color negro brillante. Aunado a lo anterior, Parmigiani Fleurier, además de la impresionante versión blanca, diseñó un par de modelos más en esfera de color azul y otro con la esfera negra.

Fuente:

parmigiani.ch



Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *