fbpx

H. Tolini visitó la Manufactura de Omega y Marlene Lang la Manufactura de Greubel Forsey, en Suiza. En el anecdotario nos relatan la experiencia de lo que vivieron, comparando ambas manufacturas y compartiendo datos curiosos de su visita.

En este anecdotario no sólo conocemos cómo son las manufacturas, ambas son impresionantes construcciones que tienen detalles que las hacen sumamente especiales, además de producir los relojes más preciados del mundo relojero, y del nuestro ya que ambas marcas nos encantan.

Tanto Omega como Greubel Forsey han marcado un gran legado en la Alta Relojería, sus piezas cada año nos sorprenden y para el equipo de Klokker es un gran orgullo haber tenido el honor de conocer los lugares que albergan el origen de estas magníficas piezas.

Anecdotario visita a la Manufactura Omega

La primera visita fue la que realizó H. Tolini a las nuevas instalaciones de producción de Omega en Bienne, Suiza. Durante, Baselworld 2018 el equipo de Omega realizó una visita especialmente para prensa, los invitados de diferentes medios viajaron juntos desde Basel para conocer el nuevo edificio de Omega.

Todos quedaron asombrados al conocer el nuevo sector que es emplean para el montaje de relojes, capacitación y control de calidad. Este espacio está diseñado por el arquitecto japonés Shigeru Ban, pero lo que más le sorprendió al equipo de Klokker fue que es un edificio ecológico. Esta obra representa la cultura suiza, que se caracteriza por su preocupación y cuidado al medio ambiente.

Esta obra maestra está realizada con pícea suiza (árbol más antiguo de Suiza) y goza de un ingenioso concepto interior de climatización y energía sostenibles. Omega ha utilizado el espacio de los 5 pisos de una manera muy eficiente, uniendo la innovación técnica y la pericia humana en un proceso de fabricación totalmente modernizado.

Algo que nos dejó asombrados fue la seguridad que tienen, sobre todo por la limitante de fotografiar y videograbar la visita. Algo que fue totalmente diferente con la experiencia que vivió Marlene Lang en la visita a la Manufactura de Greubel Forsey.

Anecdotario visita a la Manufactura Greubel Forsey

La visita a la manufactura y granja de Greubel Forsey fue durante la celebración de Baselworld 2019, en esta ocasión Marlene se encontraba cubriendo la feria de relojería y al término de esta, se dirigió a Ginebra. En esta ocasión, la invitación a la visita fue únicamente para Klokker, al llegar a La Chaux-de-Fonds se encontró con la agradable sorpresa de que el guía encargado de mostrarle el lugar sería, nada más y nada menos, que Stephen Forsey.

Estando ahí, en un lugar pintoresco digno de una tarjeta postal suiza, comenzaron con el espléndido edificio rural del siglo XVII. Un espacio de madera y piedra que ha sido restaurado y que conserva su espíritu. Pasando por la granja en el segundo edificio, es un lugar acogedor en el que se alberga el Atelier (taller), el espacio de desarrollo y producción. Este edificio tiene una fachada de doble revestimiento de vidrio, lo que permite que el edificio siempre tenga una temperatura templada.

Ambas experiencias han sido memorables para el equipo, es muy especial el sentimiento de conocer los lugares en los que se les da vida a alguna de nuestras piezas favoritas.

Revisa más artículos interesantes aquí

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Por favor espera un momento [email protected]

[email protected], te invitamos a formar parte de nuestra comunidad relojera a través del Newsletter de Klokker

Enviaremos información sobre nuestras publicaciones quincenales, eventos especiales; nuevos videos en nuestro canal de Youtube y mucho más!