fbpx

Chronométrie Ferdinand Berthoud ha creado una nueva versión del icónico FB 1 Chronometer, este nuevo modelo ha llegado con más fuerza, con una belleza inigualable que une al platino, la cerámica y un azul translúcido de piedra preciosa, esta imponente máquina con singular belleza está limitada a cinco piezas.

Los relojeros de Chronométrie Ferdinand Berthoud están retomando colecciones anteriores para agregarles mayor audacia, mayor impacto visual y más detalles, lanzando así variaciones completamente nuevas pero con la herencia de colecciones que resultaron un éxito.

Es así como llega este año el nuevo modelo FB 1.3-1 «Sapphire Blue» una edición ofrece una nueva armonía cromática, estructurada alrededor de una esfera azul translúcida intensa y sedosa. Su brillo discreto impregna cada línea y detalle de la caja de platino 950 de 44 x 13 mm, con orejetas de cerámica gris montadas.

FB 1.3-1 «Sapphire Blue» en el interior

El funcionamiento interno está reflejado en su resplandeciente diseño. Una creación pensada para los coleccionistas más experimentados, quienes apreciarán todos los detalles que caracterizan a la naturaleza exclusiva de esta edición limitada: el reloj ha sido equipado con el calibre FB-T.FC-2, con medio puente de cristal de zafiro biselado.

El puente de tourbillon en forma de flecha está teñido de azul: un acabado logrado mediante la Deposición química de vapor (CVD), un proceso en el que las películas finas se depositan al vacío, asegurando un alto rendimiento a lo largo del tiempo y preservando toda la delicadeza y detalles de Los acabados. Además de este color, la nueva esfera azul está decorada con líneas finas que hacen eco de las manecillas de horas y minutos teñidas de azul, así como la manecilla indicadora de la reserva de marcha de 53 horas, ubicada a las 9 en punto.

Las propiedades cronométricas del movimiento FB 1.3-1 «Sapphire Blue» son excepcionales. Inspirándose en los cronómetros marinos, de los cuales Ferdinand Berthoud fue uno de los diseñadores más legendarios, el calibre FB-T.FC-2 está regulado por un tourbillon de segundos centrales y un mecanismo de fuerza constante de cadena y fusible. El cañón y el fusible invertido están suspendidos y, en una disposición patentada, se mantienen en su lugar en un solo lado. Como es habitual con los mecanismos de fusibles y cadenas, el cañón está equipado con un sistema de detención de la Cruz de Malta. Esto limita el número de vueltas sinuosas del resorte principal a media docena más o menos, asegurando que solo se use la parte más estable del resorte; Esta técnica aumenta la precisión del reloj, según lo certificado por el Instituto Suizo Oficial de Pruebas de Cronómetro.

Los detalles del mecanismo

El calibre FB-T.FC-2 es único en la relojería actual, este movimiento manual contiene 15 puentes y 3 medios puentes en cristal de zafiro biselado, sostenido en su lugar por pilares de titanio pulido que sostienen los componentes mecánicos.

Esta estructura, característica de los cronómetros marinos del siglo XVIII, permite que los cuatro portales del cronómetro FERDINAND BERTHOUD FB 1.3-1 revelen las entrañas del reloj. El mismo requisito estilístico se ha aplicado al diseño de todos los componentes, y más especialmente para asegurar el equilibrio visual simétrico de los ensambles principales del movimiento.

El mecanismo de indicación de reserva de energía en el modelo FB 1.3-1 es muy sofisticado. Una truncada se desplaza hacia arriba y hacia abajo por un tornillo sin fin conectado al barril. En la punta de este cono suspendido se encuentra un husillo: un brazo con una joya en el extremo, su posición en el cono indica qué tan enrollado está el reloj. Este husillo está conectado a su vez a la mano de reserva de energía; Las graduaciones correspondientes están grabadas en la placa principal y vistas a través de una abertura en el dial. Este mecanismo audaz, exhibido por sus puentes de cristal de zafiro, permite que la reserva de energía del movimiento se indique con gran precisión.

El toque final

Para resaltar la belleza de la caja y el poderío de su mecanismo, el cronómetro FB 1.3-1 está equipado con una correa de piel de cocodrilo cosida a mano, con bordes enrollados, hecha de una sola pieza de cuero, junto con un cierre de seguridad plegable de platino PT950 de longitud ajustable de dos hilos.

Atelier Chronométrie FERDINAND BERTHOUD

Estas piezas toman un valor especial al ser elaboradas totalmente a mano, todos los componentes se han acabado completamente a mano utilizando herramientas tradicionales en los talleres de Chronométrie FERDINAND BERTHOUD.

Nos comparten los detalles de cómo logran crear estas magnificas piezas, tan solo para realizar una inspección detallada de los acabados, emplean una lupa 6x, cuidando con extrema delicadeza el control de calidad. Con este nivel de aumento, ningún detalle, por minúsculo que sea, puede pasar desapercibido, y no se tolera ningún error, defecto o imperfección.

Esto es un ejemplo de la excelencia relojera que ha marcado Chronométrie FERDINAND BERTHOUD, mejor conocido en el mundo de la relojería como el proveedor de cronómetros para exploradores.

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Podcast de Klokker

Klokker @ Instagram