¿Qué? Lewis Hamilton demandó a la marca de relojes de lujo Hamilton por usar su nombre

Una batalla legal que para nosotros no tiene ningún sentido ha llegado a su fin, con un veredicto favorable para la marca de relojes de lujo Hamilton International, y negativo, para Lewis Hamilton el heptacampeón de la Fórmula 1: La demanda Hamilton.

Todo comenzó en el año 2017, cuando al piloto británico se le ocurrió demandar a la marca de relojería por el uso de su apellido, reclamando literalmente los “derechos de autor” por la apropiación indebida de su nombre de familia.

Sus abogados abrieron la causa hace tres años, intentando que los relojes Hamilton no pudieran usar su nombre en Europa, obviamente, la respuesta que les dio la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea no fue la que esperaban.

La última palabra del juez ante esta bizarra situación fue darle a razón a la marca, ya que comprobaron que utilizan ese nombre desde 1892. Mientras que Lewis Hamilton, digamos que, utiliza su nombre desde su nacimiento en 1985.

 «La marca impugnada consiste únicamente en la palabra Hamilton y no en el nombre Lewis Hamilton. El apellido mencionado es común en los países de habla inglesa», decía la sentencia de la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea según ha publicado el ‘Daily Mail’.

«No hay un derecho natural para que una persona tenga su propio nombre registrado como marca, cuando eso infringiría los derechos de terceros».

Por lo que la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea finaliza explicando que la marca comercial Hamilton International tiene los derechos exclusivos para utilizar su nombre en accesorios en todo el Viejo Continente desde hace más de un siglo y así seguirá.

Recordemos un poco sobre el imperio que ha construido Hamilton desde hace más de 120 años. Fundada en Lancaster, Pensilvania, Estados Unidos, esta empresa de relojería surtió las máquinas del tiempo que usaban los pilotos de las fuerzas aéreas de Estados Unidos. Gracias a su innovación tecnológica en 1997, crearon el reloj Ventura, que  se convirtió en el primer reloj eléctrico del mundo que funciona con batería y Pulsar, posteriormente crearon el primer reloj digital LED del mundo, en 1970. Desde 2011, Hamilton ha producido junto con ETA sus propios movimientos, que permiten reservas de energía extendidas de hasta 80 horas para incorporarse en determinados calibres.

Y no podemos olvidar su trascendencia en el mundo del cine, debido a una estrecha relación con la industria del entretenimiento de Hollywood aparecieron por primera vez en la pantalla grande en 1936. Convirtiéndose en uno de los favoritos de Elvis Presley.

Nosotros nos preguntamos realmente, ¿qué esperaba Lewis?, ¿qué hacía el día en el que se le ocurrió demandar a una de las marcas relojeras americanas con más trascendencia? Pues quizá lo mismo que estaba pensando al demandar a Mercedes Benz. Al parecer este chico de 35 años o no tiene mucho que hacer o tiene pésimos asesores legales.

En los últimos días también se ha encontrado en los tabloides europeos por otra demanda, ahora se le ha ocurrido hacerle unas exigencias económicas bastante altas a Mercedes Benz, pide un salario de 55 millones de euros al año, actualmente recibe 42 millones de euros al año, y cuatro años de contrato que terminarían hasta el 2024. Debido a la situación económica actual, la empresa automotriz no quería renovar su contrato por más de dos años.

Se cree que es el intento de Lewis Hamilton por forzar al máximo uno de sus últimos contratos en la Fórmula 1. Tomando en cuenta que Ferrari ya ha optado por Leclerc y Red Bull ha hecho lo mismo con Verstappen, lo natural sería la ampliación del actual acuerdo de los ingleses con Mercedes.

En fin, Lewis Carl Davidson Hamilton, campeón de la Formula 1 ya perdió contra Hamilton International por una ridícula demanda, esperemos no le resulte igual contra Mercedes Benz y pierda su contrato por sus altas exigencias.

Para más artículos interesantes aquí.

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *