¿Qué es Minerva y qué tiene que ver con Montblanc? 

Al hablar de herramientas de escritura, como todos sabemos, no existe marca más reconocida que Montblanc. No hay duda, son la firma más famosa, deseada y distinguida de ese mercado. Sin embargo, en relojería, no tiene mucho tiempo que se volvió trascendente.

Montblanc fue creada en Hamburgo, Alemania en 1906, cuando el mercader Alfred Nehemians y el ingeniero August Eberstein, aprovecharon el auge de la invención de la pluma fuente y fundaron su la exitosa casa. Sin embargo, no fue hasta 1997 que comenzaron a hacer relojes. Para comenzar con calidad, fundaron su casa en Le Locle, Suiza. Con el fin de crecer, un año después, se unieron al grupo Richemont, junto a marcas como Cartier, Jaeger-LeCoultre, Piaget, IWC Schaffhausen, entre otras.

En el año 2007 Montblanc dio un salto cuántico en dominio relojero, cuando el grupo Richemont compró la marca Minerva y fundaron el “Institut de Recherche de Haute Horlogerie, Villeret”, fundado en 1858. Poco después destinaron a todos el personal de Minerva a la orden de Montblanc. A esta herencia nos referimos, al legado de la maestría relojera y legendaria de Minerva que ahora acompaña las creaciones Montblanc. De la noche a la mañana se volvieron una firma con más de 159 años de sabiduría relojera.

Es de resaltar que Minerva, ahora al servicio de Montblanc, realiza casi todos los procesos de producción a mano, continuando una herencia artesanal invaluable. Es de las pocas manufacturas con maestros relojeros, herramienta original y gran experiencia.

Ahora podemos apreciar y entender mejor la razón por la que los relojes Montblanc ya son tan especiales. Como buen hijo, Montblanc heredó una “fortuna artesanal” que está sabiendo manejar.


Si quieres ahondar un poco más en la historia de Montblanc, te dejamos con un guía muy especial: Hugh Jackman.

Fuente: montblanc.com


Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *