Frédérique Constant fusiona manufactura, funciones inteligentes de un smartwatch y tecnología de análisis del calibre en su nueva revelación: Hybrid Manufacture.

Iniciamos el año con grandes noticias para los amantes de la tecnología, Frédérique Constant se sumó ya desde hace casi cuatro años a las casas relojeras de alta relojería que cuentan con una opción que se adapta al cambio, que va junto con las nuevas tendencias y puede competir con cualquiera en el mercado y en este año viene preparado con una pieza aún más especial: Hybrid Manufacture.

Para Frédérique Constant, la innovación es uno de los valores más importantes y lo ha aplicado desde sus inicios en 1988, la casa relojera se ha mantenido creando nuevos éxitos para el mundo de la relojería. Han invertido tanto en ese ámbito, con la finalidad de ofrecer creatividad y piezas técnicas extraordinarias que realmente ofrezcan un valor significativo.

Cada año suman nuevas piezas, movimientos que orgullosamente elaboran ellos mismos y para cerrar el 2018 diseñaron una máquina muy innovadora.

Con las constancia de la relojería clásica actualizada con innovadoras técnicas del siglo XXL, brindan ahora la oportunidad de conocer una máquina que suma lo más tradicional de la alta relojería mecánica suiza junto con lo más moderno de la funcionalidad de un smartwatch:  Hybrid Manufacture de Frédérique Constant combina la alta relojería .

Frédérique Constant combina por primera vez tres tecnologías únicas, protagonizando así una auténtica revolución en la industria relojera suiza. De ahí el sufijo 3.0, porque el Hybrid Manufacture combina:

1) Manufactura;
2) Funciones de Smartwatch
3) Aanálisis del Calibre.

«Fuimos el primer fabricante suizo de relojes en lanzar al mercado el Horological Smartwatch en 2015. Ahora, somos los primeros en combinar un calibre mecánico de manufactura con las funciones de un reloj inteligente.»Peter Stas, Presidente del Grupo Frédérique Constant.

Manufactura

El calibre patentado por Frédérique Constant: Hybrid Manufacture FC-750 se ha desarrollado, fabricado y ensamblado internamente.

La parte mecánica del FC-750 es un calibre automático de fabricación propia con función de fecha, que se ajusta mediante la corona situada a las 3 horas.
  • ​Cuerda automática, 28.000 alt./h
  • Funciones: horas, minutos, segundero central y fecha a las 6 horas
  • Reserva de marcha de 42 h

Smartwatch

La parte electrónica del FC-750 también se ha desarrollado, fabricado y ensamblado internamente. Esta parte electrónica del calibre es la que ofrece las funciones inteligentes del reloj.

  • Motor paso a paso del rodaje
  • Rodaje patentado con escudo anti-magnético
  • Antena Bluetooth
  • Acelerómetro (seguimiento de la actividad y del sueño)
  • Circuito impreso
  • Módulo analítico que mide la frecuencia, la amplitud y el error de marcha del calibre mecánico
  • Batería recargable (3 V)

Al integrar las dos tecnologías dentro de un calibre único, se presentó el desafío tecnológico de eliminar los efectos negativos que tiene el magnetismo sobre la parte mecánica y la parte electrónica. Para solucionar el problema, nuestros expertos diseñadores y relojeros tuvieron que desarrollar y patentar un escudo antimagnético especial.

Acerca de Frédérique Constant

Manufactura de alta relojería con sede en Plan-les-Ouates, Ginebra, Suiza. La compañía se involucra en todas las etapas de la producción de relojes, desde el diseño inicial hasta el ensamblaje final y el control de calidad.

Frédérique Constant ha desarrollado en su totalidad la fabricación y ensamble de calibres internos desde 2004. El primer reloj inteligente que presentaron fue en 2015, fabricado en Suiza, con tecnología MMT SwissConnect, y se muestra completamente con un dial analógico, creando así una categoría de reloj completamente nueva en la industria relojera Suiza.

Los relojes Frédérique Constant se definen por su alta calidad, diferenciación y precisión en el diseño y la fabricación. Su valor percibido, a través de la calidad del diseño, los materiales y la fabricación, es un componente clave de su éxito.

Cada reloj se ensambla a mano, con lo último en equipos y extensos controles, para garantizar la máxima calidad y durabilidad. La compañía abraza la innovación para ofrecer creatividad y valor excepcional. Sus instalaciones de 32,000 pies cuadrados en Ginebra son ultra modernas y ofrecen el mejor ambiente para sus apasionados relojeros.

Más información: www.frederiqueconstant.com

Revisa más artículos interesantes aquí

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *