Nuevamente Rolex será el orgulloso patrocinador de la entrega de premios cinematográficos Óscar. Al mismo tiempo, ha dispuesto de una pieza clásica para engalanar esta celebración: Rolex Datejust 41.

El próximo 26 de febrero se llevará a cabo la octogésima novena entrega de los Oscar a lo mejor de la cinematografía mundial. Como hemos estado escuchando y leyendo en medios especializados en este tema, la película La La Land parece ser la favorita de los críticos (aunque muchos de los que sólo vamos al cine por placer pensamos que es una “ñoñada” palomera). Sin embargo, lo que a nosotros nos atañe es la presencia de Rolex en este evento.

Por un lado, Rolex se continúa posicionando como una de las marcas más emblemáticas de la historia del cine, en una lucha interminable con marcas de otro grupo relojero como Omega y Hamilton. Lo que es un hecho es que Rolex tendrá una exposición bárbara en televisión y también tras bambalinas, ya que por segundo año consecutivo vestirá el backstage de los premios, un espacio exclusivo que sólo creadores del séptimo arte pueden conocer.

Por otro lado, Rolex, con el Oyster Perpetual Datejust 41, nos vuelve a recordar por qué es una de las marcas más reconocidas en la historia de la relojería. Aunque la industria se transforme y se reinvente, hay clásicos, como la película “Gone with the Wind” que resisten el embate del tiempo. Esta creación sigue conservando la clase que nació 1945 y, ante la proliferación de nuevas y radicales piezas, se ve más elegante y moderno que nunca.


Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *