En 1957, OMEGA lanzó al mercado los míticos Seamaster 300, Railmaster y el Speedmaster, sin saber que sesenta años más tarde serían considerados íconos en la historia relojera. Para celebrar esa afortunada coincidencia, la afamada casa suiza ha decidido recrear el look que tenían en ese entonces con las ediciones limitadas 60th Anniversary. 

En un inicio, estas herramientas de trabajo contaban con ciertas características que le facilitaban la medida del tiempo a sus usuarios. Años más tarde, OMEGA retoma estas cualidades para homenajear la calidad y maestría mecánica utilizada en las versiones originales de Seamaster 300, Railmaster y el Speedmaster.

 

Para lograr réplicas exactas de las versiones del año 57, OMEGA se valió de una tecnología de escaneo digital nunca antes utilizada en relojería

Seamaster 300 60th Anniversary Master Chronometer 39 mm OMEGA

Diseñado para buceadores y practicantes de actividades acuáticas, Seamaster 300 contaba con excelente estanqueidad y era de fácil lectura. Esta nueva versión, calibre Master Chronometer 8806, luce muy estilizada con agujas de trazos broad arow, bisel bidireccional e índices encastrados triangulares.

Al igual que su predecesor, tiene en su corona el signo Naiad, distintivo que garantizaba el excelente funcionamiento de resistencia al agua. Al reverso de la caja, el Hipocampo OMEGA luce idéntico al de 1957


Railmaster 60th Anniversary Master Chronometer 38 mm 

Railmaster era la pieza estéticamente más sencilla y minimalista, sin embargo, fue el instrumento perfecto de científicos o técnicos de distintos ámbitos, ya que su caja antimagnética podía funcionar a la perfección en espacios con campos magnéticos.

Actualmente, esta pieza luce sencilla y elegante. A esta versión se le agregado SuperLuminova a sus finos índices, y sobre su esfera negra destacan números y logotipos.

Speedmaster 60th Anniversary 38.6 mm

Speedmaster, que por cierto nació como evolución del Seamaster, fue el primer reloj con bisel taquimétrico para calcular velocidades de vehículos en marcha. En un inicio se le apodó “Broad Arrow” por sus inconfundibles agujas tipo flecha.

Este Speedy, cuyo precio no excedía de los 415 francos suizos en los años cincuenta, eventualmente llegaría a la Luna. 

Los tres modelos tienen caja y brazalete en acero. Los logotipos se han diseñado para emular el estilo de 1957. Cada una de estas piezas puede comprarse por separado, limitado a 3557 relojes de cada modelo, o en conjunto, en una caja de colección, restringida a sólo 557 unidades.

Más información de la marca en: www.omegawatches.com


Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *