La mayoría de las personas no sabe que un reloj necesita mantenimiento. El conservar su belleza y funcionalidad depende del cuidado que se les brinde. Cuando se trata de una pieza de alta relojería el cuidado aumenta y deber ser mucho más constante para prevenir una falla e incluso una perdida total. En Klokker, reparación de relojes, estamos conscientes de esto y es por eso que puedes contar con nosotros para cuidar tus piezas más preciadas.

Una falla que pudo haber sido muy económica de reparar, con el paso del tiempo puede ser extremadamente caro, sobre todo en relojes costosos porque el aceite se convierte en esmeril y empieza a dañar las piezas.

Si bien es cierto que el oro y los diamantes se caracterizan por su durabilidad, también es verdad que no son invencibles. Lo mismo pasa con las diferentes gemas preciosas y los muchos de los elementos que son empleados en los relojes.

El contacto con aceites, maquillaje, cremas, productos de limpieza, jugos de frutas y el vinagre, pueden afectar mucho tus piezas sin ni siquiera darte cuenta que han estado en contacto.

Es por esto que es sumamente importante estar al pendiente del rendimiento de los relojes, cuando son de lujo hay que poner aún más atención, ya que la delicadeza y valor de sus piezas puede correr mucho riesgo.

Aquí te compartimos lo que generalmente puede necesitar un reloj de lujo, sin embargo si tienes algún otro problema en Klokker podremos solucionarlo en nuestro nuevo taller para alta relojería.

Las casas relojeras recomiendan:

El mantenimiento, puede contribuir a preservar el lustre del reloj limpiándolo con un paño, se puede limpiar la caja y el brazalete de metal con cepillos suaves y un poco de agua. Es importante no usar agua ni pañuelos húmedos con las correas de piel, ya que pueden manchar. Es esencial llevarlo para diagnósticos en los que pueden realizar servicios completos, esto permite tener une revisión exhaustiva: desmontaje, limpieza ultrasónica de caja y brazalete si es de metal, controles y montaje. Por lo menos cada 5 años. 

Poner mucha atención en la hermeticidad de tu reloj, justamente tenemos un artículo que te enseñará todo lo que debes saber: . Para mantener la hermeticidad del reloj, las cajas deben estar correctamente selladas. Después de ajustar la hora o fecha o darle cuerda manualmente, debes asegurarte de enroscar la corona correctamente, hasta que ya no pueda girar más. 

El servicio de pila permite cambiar la pila de un movimiento de cuarzo. Se recomienda realizar este cambio cada tres años.

Será clave el desmontaje, limpieza del mecanismo y cada componente se debe limpiar con fórmulas especiales, si es necesario la sustitución de componentes deben ser piezas auténticas.

Los mejores lubricantes minimizan el desgaste y permiten que sigan funcionando con precisión.

El ajuste de la calibración es primordial para el funcionamiento del volante, tienen frecuencias de más de 690,000 latidos por día. Deben estar bajo supervisión para así comprobar que funcionan adecuadamente.

El pulido y satinado de la caja y brazalete,  al regresarle el brillo y garantizar su buen estado a los componentes finales del reloj, la pieza estará perfecto para continuar muchos años más y pasar de generación en generación.

¡IMPORTANTE! En cada etapa del proceso de mantenimiento se deben practicar pruebas de calidad, durante el control se verifica la reserva de marcha, la precisión y la apariencia estética del reloj para garantizar los estándares de calidad, siempre empleando piezas originales.

Por eso y más, Klokker reparación de relojes es tu mejor aliado para recibir un servicio confiable, cuidando de cada detalle para cuidar y preservar tus piezas más valiosas.

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *