Moser & Cie. le da una cachetada a la industria con una pieza llena de humor 

Después de tanto estire y afloje respecto al porcentaje para considerar un reloj como auténtico swiss made, finalmente se decidió que con sólo el 60% bastaba. Así es, para beneplácito de los creadores de relojes en masa, ahora pueden ponerle el 40% restante de materiales chinos, rusos, jaliscienses o extraterrestres (como el caso de Romain Jerome).

Ante esta devaluación, por llamarle de alguna manera, muchas casas relojeras se han sentido ofendidas. Tal es el caso de H. Moser & Cie, que bajo la bandera de #MakeSwissMadeGreatAgain, haciendo alusión al Sr. Trump, ha decidido crear el reloj más Swiss Made de la historia de la relojería usando como material principal el famoso queso suizo.

 

 

El llamado reloj “Swiss Mad”, que busca burlarse de la malgastada leyenda “Swiss Made”, tiene caja de queso suizo y correa de vaca. Los marcadores y el color de su esfera hacen evidente referencia a los colores de la bandera de Suiza.

 

 

Tal vez desde hoy vale la pena considerar si es necesario desembolsar grandes cantidades de pesos por un reloj cuya leyenda “Swiss Made” destaca en su carátula, o si mejor deberíamos centrar nuestro interés en la casas relojeras que lo fabrican, en el concepto del reloj, en la originalidad del mismo y, sobre todo, si representa lo que somos y nos apasiona.

 


Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete





Más vistos