La salida del Reino Unido de la Unión Europea ha traído consigo algunas reacciones secundarias que, en primera instancia, están mejorando las ventas de relojes. ¿Por qué está sucediendo?, es muy sencillo.

Existe una depreciación del 11% de la libra esterlina frente al dólar, es decir, a comparación de meses anteriores ya vale más el dólar en esa parte del mundo, lo que ha atraído a innumerables compradores turistas a las vitrinas relojeras de la Gran Bretaña.

La venta de Swiss-Made en el Reino Unido experimentó el pasado mes de julio un incremento del 13.4%, hasta alcanzar un volumen de 101 millones de euros. La mayor cifra desde noviembre de 2015.

A pesar de lo anterior, tal vez no siga creciendo esta venta, Philippe Pegoraro, responsable del Departamento de Estadística de la Federación Suiza comentó:

“No estoy seguro de que nuestras exportaciones al Reino Unido se incrementen mucho en los próximos meses porque nuestras exportaciones se han hecho más caras”.

Fuente:


http://www.europapress.es/


Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete