Una casa relojera con una historia corta, que inició en el 2012, pero con una propuesta única con una fuerte declaración de moda, recientemente lanzó al mercado su nueva colección Bomberg Bolt-68. La novel marca suiza cautivó a la industria relojera en el año 2012 con su atrevida colección: relojes con diseños provocativos que cumplen dos funciones estéticas, se pueden vestir en la muñeca o portar en el bolsillo. Bomberg rompe con el paradigma del clásico y elegante mecanismo de bolsillo. Bolt-68 es transgresor de lo establecido y su diseño lo hace evidente.

Bomberg Bolt-68

Esta nueva revisión de su exitosa primera entrega llamada 1968, está plagada de matices y texturas alternativas. Resaltan modelos como Bolt-68 Skull BadAss, movimiento suizo con tres manecillas, water-resist y forma de granada color negro. La esfera de este modelo puede ser elegida con distintas combinaciones de color verde y rojo.

Bomberg bolt-68

El Bolt-68 Samurai, limitado a sólo 250 piezas, es otro de los relojes que muestra mucha actitud, personalidad y sobresale en la colección. Dotado de ornamentos japoneses en acero, tiene un diseño más limpio, aunque nada es sutil –ninguna creación Bomberg pasa desapercibida y ese es uno de los objetivos de la marca–. Su movimiento es mecánico automático y marca hora, minutos y segundos, además de poseer un atractivo fechador a las 12:00.

Bomberg Bolt-68

 

Como lo mencionamos antes, todas las piezas Bomberg Bolt-68, pueden ir llevadas con correa al bolsillo o extensible en la muñeca. El objetivo que la marca quiere satisfacer es claro, y lo podemos notar en su publicidad: hombres atrevidos y masculinos que son dueños del mundo donde viven, hombres que tienen el tiempo en sus manos.

Te dejamos un par de comerciales que a la marca ha utilizado para apoyar su promoción.


 

 

 

 


Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *