Un desmontable de Montblanc 

De nueva cuenta estamos frente a una pieza influenciada por las carreras de autos, en específico por las competencias de rally. En esta ocasión Montblanc complace a los amantes de este tipo de relojes con un cronógrafo que intenta rescatar el look vintage y al mismo tiempo pretende ser muy versátil. Pero, ¿logra consumar su objetivo?

Como es de esperarse, la precisión y calidad de este cronógrafo están garantizadas. El diseño de la carátula es sobrio y atractivo. Chronograph Rally Timer Counter tiene 50 mm de caja, algo grande para los estándares comunes de Montblanc, pero este enorme tamaño tiene una justa razón de ser. Lo novedoso de esta pieza es que podemos desmontarlo y usarlo como reloj de bolsillo con una correa o como stopwatch, algo realmente atractivo que no habíamos visto en piezas de alta relojería, sino sólo en creaciones de costo menor, como Swatch o Bomberg, por mencionar algunas.

Lo que llama la atención es que, a juicio personal, el movimiento a todas luces parece un stopwatch sobrepuesto sobre la correa; es un reloj de muñeca muy tosco. Por otro lado, luce muy atractivo sin el brazalete, como reloj de bolsillo.

¿Qué opinas?, ¿te gusta?

Fuente: Montblanc.com



Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *