La línea de relojes de Cartier se ha distinguido por engrandecer sus piezas con piedras preciosas y metales valiosos, son joyas deslumbrantes cuyas formas parecen estar siempre un paso adelante en moda e imponen tendencias. Su más reciente creación fue nombrada Clé (llave, traducido al español) y llegó para abrir la puerta del deseo de los amantes de la marca.

A comparación de modelos anteriores de la relojera suiza, como Tank, Santos o Ballon Bleu, Clé muestra formas más sencillas, tiene diseño con trazos minimalistas que evocan gran elegancia, contorno ovalado enmarcando un círculo perfecto que reta modelos clásicos. La corona se ha reinventado y hace de esta pieza un modelo vanguardista, parece que una llave se incrusta al costado de la caja y embona perfectamente hasta lograr fusionarse al diseño, este mecanismo se asemeja a las llaves con las que se le daba cuerda a los antiguos relojes.

 


Klokker Reparacion de Relojes

 

Los rostros y carácter de Clé tienen una infinidad de posibilidades. Luce bien en hombre y mujer, medidas de 44 mm y 35 mm respectivamente. Puede ser elegido en caja de oro rosa o blanco, ambas opciones de 18 quilates. Tiene movimiento automático calibre 1847 MC, cuyo nombre fue elegido para conmemorar la creación de la casa relojera: el año 1847 – Maison Cartier. El movimiento tiene reserva de marcha de 48 horas. La carátula cuenta con números romanos y marca la fecha. La correa es de piel de cocodrilo o si se desea en oro.

 

Cartier, con basta experiencia en alta joyería, de nueva cuenta pone en aparadores una alhaja que atrae miradas y roba corazones. Parece que Clé goza de atractivo atemporal atribuible a su seductora y distintiva sencillez, que lo hará perdurar por muchos años. Te dejamos un video para que disfrutes su diseño. Pensamos que no requiere tanto análisis técnico pero sí mucha admiración estética.

 

Fuente:


Cartier.com


Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete





Más vistos