La historia de la casa Bovet se puede definir en tres conceptos: innovación, desarrollos ingeniosos y patentes únicas en su clase que han contribuido a la evolución de la alta relojería. 

Cuando hablamos de patentes, Bovet se caracteriza por tenerlas todas, desde el escape Dúplex de los relojes de bolsillo, fabricados por los hermanos Bovet en el siglo XIX, hasta las seis patentes del Braveheart Tourbillon presentado en 2015, los desarrollos siempre apuntan a mejorar la precisión y la confiabilidad de la casa relojera, adaptándose a las necesidades de los coleccionistas.

BOVET toma a cada reloj como una entidad en si, no sólo por el ensamblaje de sus elementos. Los artesanos crean movimientos, diales y estuches que trabajan en conjunto para cada proyecto, se inspiran desde el inicio en el fin de un sólo reloj, sin pensar en si sus piezas podrían emplearse de alguna otra manera.

VIRTUOSO II

BOVET

El primer movimiento desarrollado y fabricado íntegramente por relojeros de la Manufactura DIMIER, recibió el nombre de Virtuoso II, este Calibre está regulado por un movimiento sin tourbillon. Se necesitaron cinco años de investigación y práctica para perfeccionar este movimiento.

Específicamente diseñado para acompañar las diferentes colecciones de relojes BOVET 1822, este calibre tiene la capacidad de evolucionar y adaptarse al tipo de modificaciones que puedan llegar a realizarse, como sabemos la alta relojería siempre busca sorprendernos con nuevos avances, por más que quieran permanecer en lo clásico y tradicional, beben evolucionar junto con sus usuarios y las nuevas tendencias. Este calibre se destacó por su doble pantalla de horas y minutos en ambos lados del movimiento, junto con un carro de segundos.

EL SISTEMA AMADEO®

Ya hemos hablado sobre este singular sistema, los relojes BOVET tienen la peculiaridad de poder convertirse en diferentes relojes, un reloj BOVET de pulsera reversible en un reloj de bolsillo, y también, en un reloj de mesa miniatura, incluso para las damas puede ser un reloj colgante. Esto es posible al poder de transformación que le da el Sistema Amadeo®

BOVET

Lo increíble es que se puede hacer sin la molestia de herramientas o habilidades relojeras de ningún tipo. En unos pocos movimientos, el reloj BOVET se puede adaptar al capricho de su propietario. Sólo con tocar la caja se puede quitar la correa y así, adaptar la cadena o base para mesa. Demasiado sencillo pero un detalle que asombra al tener la oportunidad de tener varios relojes en uno.

El arte de la cronometría

BOVET

BOVET ha sido considerado como uno de los líderes de las artes decorativas relojeras, por sus movimientos, innovación y su cronometría ejemplar. Los primeros relojes de bolsillo fabricados por BOVET en el siglo XIX fueron particularmente confiables y precisos. La mayoría estaban destinados principalmente al mercado chino, que Edouard BOVET había dominado como pionero, a él mismo regresaban todas sus piezas para su reparación, en aquellos tiempos el proceso tomaba al menos cuatro meses, ya que se requerían al menos dos transportes de buques para llegar a Suiza.

Así, recordando aquellos tiempos en los que era tan complicado poseer un ejemplar de este estilo, BOVET se caracterizaba por que sus máquinas de tiempo eran de la mejor calidad y ofrecía un servicio ejemplar, antes y después de la compra.

Estas son sólo algunas de las características que definen a las magníficas piezas de Bovet con un savoir-faire suizo y con un respaldo de casi dos siglos. Conoce una de sus impactantes piezas 22 Grand Récital Bovet.

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *