El cuidado de reloj, esa es nuestra prioridad. En Klokker estamos conscientes de las teorías, ideas y mitos que hay sobre cómo cuidar un reloj, lo lamentable de esto es que muchas personas los aplican y lo único que hacen es perjudicarlo, pensando que están haciendo un bien. El cuidado de reloj es algo complejo, requiere conocimiento, experiencia y sobre todo consciencia de qué es lo adecuado para que una pieza se mantenga funcionando en las mejores condiciones.

El cuidado de Reloj

En nuestra edición impresa, Héctor H. Tolíni, con amplia experiencia en el cuidado y reparación de relojes, nos explica lo que debemos saber para conservar a nuestras preciadas piezas.

Lo primero que debemos saber es que existen diferentes tipos de movimientos al interior del, al comprender cuáles son y cómo funcionan podremos definir qué tipo de acción tomar para cuidar a nuestro reloj.

Piezas automáticas

Un reloj automático es capaz de darse cuerda a sí mismo, gracias a un rotor que gira alrededor de un pivote. Para este tipo de piezas, hay dos formas de mantenerlos. La primera opción es comprar un winder, existen de diferentes tamaños y precios. Estas cajas especialmente diseñadas para relojes permitirán que se mantengan en el tiempo sin daños, pero lo que tendrás que tener muy en cuenta es el tiempo de reserva de marcha con el que cuenta tu reloj. De esto dependerá el tiempo que puede estar guardado, sin movimiento. Hay winders tan modernos que se programan para que a cierto tiempo den giros y así permitir que el reloj siga funcionando. Checa estos winders, nos encantan por su excelente calidad Wolf 1834.

La segunda opción, y la más económica, no es tan precisa, pero puede mantener en mejores condiciones a tu reloj, úsalo, muévelo y mantenlo en constante movimiento cierto tiempo. Podrás creer que esto es lo más sencillo, lo mejor pero hay muchas veces que los deberes diarios hacen olvidarnos de esta actividad, ahora bien, si tienes varios relojes la situación se complica. También tienes que hacer muy buenos cálculos para que la pieza no quede detenida más del tiempo recomendado. Y lo que sucede al pasar por estos olvidos y descuidos es que tu pieza ya no de la hora con la precisión con la que debería.

Piezas de cuerda

Para estos casos debemos advertirte que un winder no te ayudará, quizá solo para mantenerlo guardado, pero aquí todo dependerá de ti. Para este tipo de mecanismo es necesario girar su corona para que pueda generar energía.

Piezas de cuarzo

Este movimiento revolucionó a la relojería, hace cincuenta años desarrollan un reloj que no requiere ningún tipo de cuidado especial para que mantenga su movimiento, no hay que dar cuerda ni preocuparnos por su reserva de marcha. Aquí lo que nos parece esencial es romper con el mito que existe sobre si no usamos el reloj debemos retirarle la pila. Esto es totalmente incorrecto. La liberación de energía no tiene relación al mucho o poco uso que le des a un reloj de cuarzo. No te preocupes por esto, no afectará en nada a tu reloj.

Ya sea automático, de cuerda, de cuarzo, es muy importante que tengas claro que cualquier pieza debe ser revisada y recibir un servicio preventivo cada dos años, con el fin de conservarlo al lubricar su empaque y asegurando su buen estado en el interior.

Si quieres realizarle servicio a tu reloj acércate a los Centros de Servicio Klokker en la ciudad de México e interior de la República, aquí te dejamos el link para ubicar el más cercano.

Revisa más artículos interesantes aquí

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Temporada 1 – Episodio 3

Newsletter Klokker





Por favor espera un momento [email protected]

[email protected], te invitamos a formar parte de nuestra comunidad relojera a través del Newsletter de Klokker

Enviaremos información sobre nuestras publicaciones quincenales, eventos especiales; nuevos videos en nuestro canal de Youtube y mucho más!