Siempre es un gran honor para nosotros compartir el tiempo con nuestras personas favoritas, una de ellas es Stephen Forsey, co-fundador de Greubel Forsey y por el por qué es uno de nuestros favoritos, simplemente porque nos encanta la pasión que imprime en cada uno de nuestros encuentros. Nos recibe con una gran sonrisa, dispuesto a explicarnos cada detalle de sus obras maestras.

La celebración del Salón Internacional de la Alta Relojería SIAR 2018 fue el pretexto perfecto para reunirnos con él en México y que nos mostrara lo que traía preparado para el público mexicano.

GREUBEL FORSEY SIAR MX 2018

Stephen Forsey, es uno de los fundadores de Greubel Forsey y el encargado de presentar las nuevas novedades alrededor del mundo, bromea con esta “ardua actividad” que le permite viajar, ya que su compañero Robert Greubel es quien se queda al frente cuando él tiene que atravesar el mundo.

En un espacio diseñado para recibir a prensa, nos explicó con gran paciencia las características de los relojes que lo acompañaron en su largo viaje a México.

El magistral GMT Earth

Con el nuevo GMT Earth, lograron superar un gran reto: crear una vista tridimensional completa del globo terráqueo, desde el polo norte al polo sur. Con visión especial a 360°, ofrece una extraordinaria visión espacial de nuestro planeta, la Tierra. Y claro, ubicamos a México en el pequeño globo terráqueo.

Esta proeza técnica se logró gracias a la creación de una arquitectura especial para que el movimiento tuviera relación con la caja y sus dimensiones. Aplicando el cristal de zafiro de una manera especial para que permitiera la correcta visualización de todo el globo terrestre, una habilidad que Greubel Forsey ha adquirido a lo largo de muchos años de investigación y de aplicación práctica.

El globo terráqueo no es el único elemento tridimensional, sino que la noción de tridimensionalidad se extiende en todos los niveles. La tridimensionalidad se puede observar primero en el punto más alto de la esfera, con las indicaciones de la hora, los minutos y el segundero.

El GMT Earth permite ver de manera clara tres husos horarios separados de manera simultánea hasta con una diferencia de un cuarto de hora. En el fondo del guardatiempo, se muestran 24 husos horarios, con los horarios de verano y de invierno para complementar la hora universal, indicada en el globo terráqueo.

Las proporciones de la caja se tuvieron que diseñar para acomodar el bisel de cristal de zafiro abovedado y los detalles de artesanía especiales en el canto. Las características placas laterales que resumen los valores de Robert Greubel y Stephen Forsey decoran el cuerpo de la caja.

Esta edición de oro blanco está limitada a 33 ejemplares.

Différentiel d’Égalité

Tras años de investigación y desarrollo, crearon un dispositivo que aporta una fuerza motriz regulada, a la vez que optimiza la precisión de marcha del reloj. Por primera vez en su historia, Greubel Forsey incorpora un segundero muerto a uno de sus guardatiempos.

Su lema “energía regulada, mayor precisión” fue presentado por primera vez en Baselworld 2008, y posteriormente en una forma más evolucionada con un demostrador técnico en el SIHH 2010. Desde entonces, se han explorado nuevas pistas de trabajo con el fin de optimizarlo.

El Différentiel d’Égalité permite distribuir de manera constante al órgano regulador la energía de los cubos del muelle real, que mantiene una amplitud constante durante las 60 horas que dura la reserva de marcha.

El segundero muerto, optimiza el confort de lectura y facilita el ajuste preciso de la hora. Equipado con un freno del volante y un mecanismo de puesta a cero de los segundos, que se activa tirando de la corona. El lado del movimiento deja ver la leva de corazón y el martillo de este dispositivo. La inclinación del volante a 30° garantiza una rotación eficaz en posiciones estables que compensa los efectos de la gravedad terrestre. Este enfoque garantiza un rendimiento medio excelente, un aspecto esencial en la búsqueda de una mayor precisión. El armonioso conjunto de estos elementos mejora considerablemente el rendimiento del reloj.

El diseño muestra una abertura en la esfera que permite vislumbrar la belleza y la complejidad del movimiento. Sobre la esfera, un cristal de zafiro “de forma” confiere una silueta refinada a esta nueva creación. En el fondo, se aprecia el aspecto mecánico del mecanismo de parada y puesta a cero en el que algunos componentes lucen la inscripción de los valores de Robert Greubel y Stephen Forsey.

Limitado a 33 piezas. 

Double Balancier

Greubel Forsey presentó en exclusiva su Double Balancier en versión de oro rojo 5N con esfera negra durante el SIHH 2018 (Salón Internacional de la Alta Relojería).

Para esta nueva interpretación reforzaron la dimensión escénica del Double Balancier, otorgándole una esfera de oro de color negro, realzada por una minutería, números, índices y reserva de marcha de esmalte “Grand Feu”.

El reloj es realmente especial por reproducir el funcionamiento de un telón al levantarse, revelando el prodigioso número del dúo que forman los dos volantes unidos al diferencial constante, el cual está dotado de un indicador de rotación que completa una vuelta en 4 minutos.

Esta vista detallada del corazón de este mecanismo de arquitectura tridimensional produce un verdadero espectáculo. El conjunto de estos elementos decorados a mano forma una impresionante coreografía mecánica.

El Double Balancier está equipado con un mecanismo innovador que desafía los límites de la cronometría. Dos volantes inclinados optimizan su rendimiento en posición estable, mientras que un Diferencial Esférico Constante proporciona una mayor regularidad de la amplitud.

Elaborado y mejorado en el Laboratorio EWT de Greubel Forsey, donde lograron que la configuración ayude a mejorar el rendimiento cronométrico, mientras que el Diferencial Esférico Constante divide por dos el margen de error.

Durante nuestra visita al espacio de Gruebel Forsey nos sumergimos en un universo de relojería fascinante, cerrando con un delicioso detalle, un regalo elegido por Greubel y Forsey , un chocolate traído desde suiza especialmente para los visitantes del SIAR.

Foto por: Marlene Lang y cortesía Greubel Forsey

Si quieres ver más artículos interesantes haz clic aquí

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *