Maurice Lacroix, de 1990, creó un reloj que posicionó a la marca en la élite de la relojería mundial con una pieza llamada Calypso. Una cautivadora creación que se colocó en la industria de las máquinas de tiempo como un ícono. 26 años después la marca suiza intenta replicar esa hazaña con su más reciente colección: AIKON.

La colección AIKON consta de tres modelos que te presentamos a continuación:

AIKON Ladies – 35mm

Es un movimiento de cuarzo en cuerpo de acero, con opción de correa de piel o extensible inoxidable. Los indicadores de su carátula están decorados con diamantes. El tamaño y sus piedras preciosas lo hace ciertamente femenino, sin embargo, tiene mucho carácter y luce deportivo.

 

El AIKON Gents – 42mm

Es un reloj deportivo de gran versatilidad. Puede elegirse en correa de piel, acero u oro. Su diseño es de marcadores grandes y visibles; es una pieza moderna con toques clásicos.

El AIKON Chronograph 44mm

Este cronógrafo es sport pero muy elegante. A nuestro parecer es la pieza sobresaliente de la colección. Sus distintas versiones tienen gran personalidad y sin duda puede lograr posicionarse como un clásico instantáneo.


 

A estas alturas, sabemos que no es nada sencillo lograr consolidar piezas íconicas en la industria relojera. Deben intervenir muchísimas situaciones para que esta característica le sea conferida a un reloj. La apuesta de Maurice Lacroix es contundente, pero sólo el tiempo dirá si lo lograron o sólo fue un digno intento.

Fuente:

http://www.mauricelacroix.com/


Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *