Definitivamente ninguna casa relojera tiene la experiencia y tradición de Breguet. Desde sus inicios, en el año 1775, ha centrado su esfuerzo en hacer herramientas de tiempo útiles manufacturadas con meticulosidad inigualable. Hoy, Marine Équation Marchante 5887 se posa como un ejemplo más del “saber hacer” de la firma suiza. Este reloj dedicado a la navegación es una compleja obra que a pesar de los avances tecnológicos perdurará como un ejemplo de dominio mecánico y atención a los mínimos detalles.

La historia de la marca suiza y los relojes de navegación se remonta a 1814, cuando Luis XVII nombró A.L. Breguet como miembro del Comité de Longitud de París, organismo destinado a perfeccionar las herramientas de astronomía, geografía, navegación y física. Además, Breguet fue denominado Relojero de la Marina Real, en la que desarrolló cronómetros para flotas militares francesas.

Marine Équation Marchante 5887, continúa el legado de su creador y presenta una complicación poco explorada y muy interesante. Este reloj indica la diferencia entre el tiempo solar medio (horas y minutos civiles) y el tiempo solar verdadero (horas y minutos solares). ¿Cuál es la diferencia entre estos?, te lo explicamos.

Tiempo solar verdadero y tiempo solar medio

El movimiento aparente del sol (el tiempo solar que se medía con los relojes de sol) no es regular, no es perfectamente circular. Con los avances tecnológicos, los relojes de cuerda, o digitales, se han convertido en la base del tiempo, y el tiempo solar verdadero fue reemplazado por el tiempo solar medio, el que normalmente utilizamos y en el cual todos los días tienen la misma duración de 24 horas.

El tiempo solar medio puede variar con respecto al tiempo solar verdadero, y dicha variación oscila entre menos de 16 minutos y más de 14 minutos. Las diferentes posiciones del sol reproducen de manera idéntica en las mismas fechas, y los relojeros pueden “programarlas” con la ayuda de una leva especial, en forma de 8. Esta leva permite reproducir mecánicamente el analema (es decir, la curva que traza el sol en el cielo).


Nos explica la marca, que el nuevo Marine Équation Marchante de Breguet mejora esta lectura pues indica de forma simultánea la hora civil y la hora verdadera con la ayuda de dos minuteros diferentes. La aguja solar, decorada con un sol dorado, muestra la lectura de los minutos del tiempo solar. La aguja de los minutos solares difiere conforme al analema, con el fin de poder indicar la ecuación del tiempo. Breguet ha logrado obtener este resultado dotando a su aguja solar activa de un engranaje diferencial que se acciona mediante dos fuentes de rotación completamente independientes entre sí; la rotación de los minutos civiles y la que se activa mediante una palanca conectada a la leva de la ecuación, la cual completa una vuelta a lo largo de un año.

Por si no fuera poco, esta pieza tiene otras complicaciones: un calendario perpetuo, en el que podemos leer los días de la semana, los meses y el año bisiesto. Por otro lado, tiene un tourbillon de 60 segundos en caja de titanio y un volante de silicio. Su frecuencia y precisión es de 4 Hz, y tiene reserva de marcha de hasta 80 horas.

La esfera del Marine Équation Marchante 5887 recrea las olas del mar en técnica mecánica de grabado Guilloché, con el detalle y esmero que sólo puede realizarlo Breguet. La artesanía de las distintas texturas que alberga la caja de 43,9 mm es sutil pero impresionante.

Cada pieza que Breguet brinda al mercado, tiene horas de dedicación artesanal y siglos de sabiduría mecánica.


Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete