Moritz Grossmann se une a las marcas orgullosas por festejar la 6ta victoria de los New England Patriots con la edición especial del Super Bowl watch.

Amado por unos, temido por otros. No hay un club donde los corazones y las mentes estén tan divididos como lo están cuando se trata de los New England Patriots. El equipo continúa su era de victorias con un sexto Super Bowl.

Desde 2001, la estrella deportiva Tom Brady, ahora de 41 años, ha dirigido a los New England Patriots junto con el entrenador de los Patriots, Bill Belichick. La historia que ha marcado Brady en el fútbol americano no tiene precedentes.

Moritz Grossmann Super Bowl watch

Moritz Grossmann se une a las marcas que han conmemorado la final de este Super Bowl LIII, los ganadores por sexta vez han sido los New England Patriots en contra de Los Angeles Rams. Para todos los fanáticos y conocedores de fútbol y relojería ha llegado una excelente propuesta.

El fabricante de relojes de pulsera de lujo alemán dedica un reloj especial al Super Bowl, diseño que continúa con la línea de los modelos ATUM Pure X presentada en una carcasa de acero deportiva. La esfera Super Bowl especialmente fabricada tiene un inserto elaborado con la forma de un balón de fútbol que permite ver el calibre 201.1.

El resultado del partido “13: 3” junto con el año 2019 son evidencia del triunfo de la actuación única de este equipo. Las manos llevan los colores del equipo de los Pats: azul marino y rojo.

El reloj Moritz Grossmann Super Bowl watch es una pieza única con un PVP de 13.400 € euros más IVA en Estados Unidos. ( Aproximadamente $300,000.00 pesos mexicanos).

¿ Dónde comprarlo? El reloj está disponible exclusivamente en el minorista de Grossmann Uhren CELLINI JEWELLERS en Nueva York, 430 Park Avenue en 56th Street, New York NY 10022, teléfono: 800-CELLINI (800-235-5464), [email protected]

El comienzo de una nueva era en nombre de Moritz Grossmann: El origen de un nuevo tiempo.

La historia comienza con una mujer, Christine Hutter, conocedora del mundo relojero y joyero por su experiencia laboral en Wempe, Maurice Lacroix, Glashütte Original y A. Lange & Söhne. Apasionada por este mundo decidió fundar su propia marca de relojes de lujo, Moritz Grossmann. 

Logró adquirir el derecho de uso de nombre del fundador y director de la Escuela Alemana de Relojería, Karl Moritz Grossmann, del siglo XIX . Creador de un pequeño taller en las Montañas Ore, pionero que desarrollo modelos de relojes técnicamente sobresalientes y que marcó a la relojería alemana.

Más de 100 años después, la relojera Christine Hutter descubrió el patrimonio de Moritz Grossmann en Glashütte y estableció una nueva fabricación. Hoy en día, artesanía ancestral se reinterpreta con la tecnología moderna.

Al comenzar con su proyecto, la compañía de Christine operaba en su residencia personal en Dresde, poco a poco se mudó a una antigua ferretería en Glashütte, haciendo honor a la magnífica historia del relojero Moritz Grossmann. En 2010, con 16 empleados, la compañía lanzó su primer modelo de producción y adquirió terrenos para construir una nueva fábrica. Para 2013, la construcción estaba completa y desde ese momento han implementado estrategias para comenzar a dominar el mercado internacional.

Revisa más artículos interesantes aquí

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *