El Swatch de plástico que salvó la relojería suiza

Quién pensaría que marcas como Breguet, Omega, Longines y Tissot serían distintas a lo que conocemos actualmente; tendrían otro diseño, sus componentes serían japoneses o chinos, tal vez no existirían, de no ser porque llegó a salvarlos un reloj de plástico. En 1983 salió al mercado el “Swatch Watch” reinventando la forma de consumir y vender relojes.

The Swatch Group es resultado de fusiones y excelente manejo comercial, sin embargo el camino al éxito fue espinoso. En 1928 Omega y Tissot decidieron unirse en la llamada SSIH (Société Suisse pour l’Industrie Horlogère SA), compraron innumerables relojeras y manufactureras dentro de las que destacó Lemania (fabricante de los calibres más famosos de Omega). El éxito de la cohesión fue imparable hasta los años setenta donde alcanzó su clímax. Sin embargo, surgió al mismo tiempo el poder asiático comandado por Seiko y Citizen que con sus creaciones de bajo costo y la introducción del cuarzo en sus piezas de tiempo, hicieron que la SSIH entrará en una grave crisis económica que desembocó en la sorpresiva bancarrota y embargo bancario en el año  de 1981. Reparacion de Relojes.

A su vez la competencia natural, el otro grupo relojero suizo ASUAG (Allgmeine Schweiserische Uhrenindustrie), padecía los mismos males. Dueño de casas relojeras como Longines, Rado, Mido y Certina, ASUAG estaba sumergido en una crisis similar a la de su rival local. Ambas recibieron ofertas asiáticas para deshacerse de sus más prestigiadas marcas, el pánico estuvo a punto de consumirlos, pero en 1983 enfrentaron la adversidad de forma ejemplar: se unieron.

A inicios de los ochenta, en un entorno económicamente hostil, Nicolas G. Hayek (jefe ejecutivo de la consultora Hayek Engeneering) fue asignado a la nada sencilla tarea de estudiar la situación del grupo SSIH y proponer soluciones. Sus conclusiones fueron aventuradas y agresivas, pero acertadas: fusionarse con la competencia y crear un nuevo producto cuya producción fuera de bajo costo y atacará el mercado emocional. De esta forma se conformó “The Swatch Group Ltd” con la unión de los grandes grupos suizos  SSIH y ASUAG.

Swatch

Como estrategia comercial Hayek hizo que las marcas Omega, Longines, Mido, Rado y Breguet, por mencionar algunas, duplicaran sus precios, se hicieran productos considerados de lujo. Por otro lado creó el “Swatch”, un reloj económico hecho con partes de plástico y diseños artísticos para contrarrestar la ofensiva de Citizen y Seiko. El “SwatchWatch” fue un éxito y sobrepasó por mucho las expectativas de venta. Los consumidores hicieron de Swatch un objeto de moda e ícono de la década, era tan accesible y tenía diseños tan diversos que la gente compraba más de uno.


Hayek nos enseñó, de nueva cuenta, y aunque parezca cliché, que la adversidad es una oportunidad para crecer. Logró revalorar las marcas que hoy consideramos como las más exclusivas y lujosas del mundo, además diversificó y expandió su mercado con el atrevimiento de vender relojes de plástico a precios de pan caliente.

Fuentes:

http://www.swatchgroup.com/

https://es.wikipedia.org/wiki/Swatch

¡Encuentra más aquí!


Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *