Son apenas 20 años desde que salió a la luz Anonimo Watches, sin embargo, hay algo en los trazos de sus diseños que nos remiten a relojes de mayor tradición. Sus creaciones son interesantes y con características únicas. Su filosofía está inscrita en su nombre, anónimo, piezas destinadas a complementar la personalidad del hombre que lo porta y olvidar por un instante el peso de la marca del reloj.

A finales de los años noventa Richemont Group adquirió a Officine Panerai, que desde 1860 funcionaba en Florencia, Italia. Al mismo tiempo, mudó su producción a Suiza, dejando sin trabajo a muchos artesanos relojeros de gran experiencia. Así, con manos que antes trabajaban para Panerai y el apoyo del taller Ambucci, fundado en 1939 y experto de cajas de reloj, se forjó Anonimo Watches.

Desde un inicio los esfuerzos de Anonimo Watches se centraron en los relojes de submarinismo. Una de sus primeras entregas, en 1998, fue “Millimetri”, pieza que era Water resistant hasta 2100 metros de profundidad. Posteriormente la marca se diversifico y en el 2001 produjo su modelo icónico “Militare”, cuya corona se posaba a las 6:00 (diseño patentado). En el 2003 se presentó el modelo “Professional”, con la patente Ulock System. En el 2006 lanzó Nautilio, modelo que actualmente forma parte de la colección.

En el 2013, la dirección de la marca cambió de manos y decidió mudarse a Suiza para convertirse en un Swiss-Made y así tener alcance mundial. A pesar de abandonar el Made in Italy, siguió conservando el diseño italiano que los vio nacer. En la actualidad, la marca ha centralizado más sus modelos en sólo dos colecciones, “Militare” y “Nautilio”, además de ediciones especiales “Chrono”. Todos ellos son robustos y a su vez elegantes. En su esfera se enaltece, de manera inferida, la letra “A” de Anonimo Watches; los números, marcadores e indicadores siempre están colocados a las 12:00, 4:00 y 6:00, es decir, estos puntos forman una imaginaria letra “A”.

Anonimo Watches, irónicamente, intenta salir del anonimato y luchar por ser un Swiss-Made que dignifique el diseño de Firenze. Vale la pena descubrir esta firma de novel tradición, pero experimentada manufactura.



Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete