Bohemian Rhapsody, una nueva película en carteleras es un tributo a la gran banda Queen y a su extraordinario cantante Freddie Mercury. Oportunidad para escuchar melodías que son realmente impactantes, conocer un poco sobre la gran historia de esta banda y sentirnos más cerca del personaje que desafió los estereotipos y traspasó todo límite, el excéntrico Freddie Mercury, uno de los artistas más queridos del planeta.

Freddie Mercury, Farrokh Bulsara, nació el 5 de Septiembre de 1946 en Stone Town Tanzania y murió el 24 de Noviembre de 1991. Ícono musical que ha inspirado a muchos. Además de su gran voz, sus composiciones, su vida, otra cosa que llamaba mucho la atención de este gran artista era su inusual manera de vestir, sus gustos exóticos, es por esto que nos llamó la atención saber de qué marca eran las joyas que utilizaba. En Klokker nos dimos la tarea de hacer una investigación para conocer este pequeño detalle sobre Freddie Mercury. 

Freddie Mercury y las joyas

La revista americana The Bobb Report hizo un especial con las marcas favoritas de Freddie Mercury, en donde menciona para autos los prefería Mercedes Benz, Zandra Rhodes diseñaba sus atuendos, uno de los pianos favoritos fue el de la casa Bechstein y respondiendo a nuestra interrogante sobre su marca de joyas favoritas: Cartier.

En el libro “Freddie Mercury su vida contada por él mismo” encontramos una anécdota sobre la relación que tenía Freddie con el dinero y cómo disfrutaba gastarlo en Cartier.

“Tengo a todos mis contables y abogados intentando convencerme de que me equivoco, que estoy tirando el dinero, que si esto y lo otro. Quiero hacerlo debidamente. Quizá no sea lo más prudente económicamente hablando, pero voy a hacer lo que quiera hacer en cada momento, lo que me diga mi corazón que haga.

Me encanta. Forma parte de mi naturaleza. Me da alas. No me da miedo gastarme el dinero. A veces pienso que podría ir a Cartier, la joyería, y comprar la tienda entera“.

“Me encanta hacer regalos a la gente. Esa es mi mayor ilusión. Considero que es la mejor diversión. No me gusta acapararlo todo. Quizá con el dinero no se pueda comprar la felicidad, ¡pero te la puede dar! Ayer fui de compras a Cartier’s en Londres. Pero entonces me di cuenta que cerraban a la hora de comer.  Así que llamé para ver si podría estar abierta para mí y así lo hicieron. Me sentí como Zsa Zsa Gabor ( actriz húngara-estadounidese famosa por su predilección por las joyas). Fue todo un detalle por su parte. Compre muchas cosas de Cartier, pero nada para mi”.

Quienes estuvieron muy cerca de Freddie Mercury comentan que las joyas fueron parte muy importante para Freddie Mercury, adoraba los brazaletes de Cartier, incluso llegó a comprar el mismo modelo en varias ocasiones.

Peter “Phoebe” Freestone, asistente de Freddie Mercury, detalla en su blog que al conocer a Freddie en 1979, ya no llevaba muchas joyas. Los días de cadenas, collares, anillos y pulseras habían caído junto con el cabello largo. Compraba mucho pero para darlo a otros. En una ocasión, en 1981, estaban juntos en Nueva York visitaron Cartier, Freddie estaba en búsqueda de las pulseras de oro y ónix, se decepcionó cuando supo que no quedaba ninguna en el inventario. Quería ese brazalete en particular porque ya había tenido tres y que al caminar, accidentalmente se golpeaba la muñeca con algo y el ónix se rompía y se caía. Al final, encontró una de sus nuevas líneas, una pulsera “LOVE” que se atornilla a la muñeca y la compró para Peter. También compró un par de diamantes.

Al final, en sus últimos años Freddie Mercury utilizó una sola pieza de joyería, un anillo ( no conocemos la marca) que le regaló Jim Hutton, su pareja, y lo usó hasta el final de su vida.

Para más artículos interesantes haz clic aquí

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *