El icónico puente de San Francisco, el afamado Golden Gate, es llevado a la relojería con la maestría que sólo Corum puede ejecutar. La ingeniería y las texturas de la mítica construcción son parte esencial del concepto, diseño y simplificación del reloj llamado Golden Bridge Round.

Golden Bridge Round está formado por microestructuras emulando el puente colgante de la ciudad californiana. Al centro del calibre, una genialidad artesanal posa la totalidad del mecanismo en forma vertical; múltiples engranes se entrelazan para formar una viga más, una especie de pilar que sostiene las agujas que marcan las horas y minutos  en esta armoniosa creación.

golden2

Esta pieza de Corum tiene caja de 43mm de diámetro y ha sido pensada en dos versiones. Una en oro rojo de 18 quilates y otra más, una joya deslumbrante, de 84 diamantes. Ambos modelos tienen una resistencia al agua de 3 ATM y cristal de zafiro.

golden1 Al igual que el Golden Gate, el Golden Bridge Round de Corum sorprende por su ingeniería. El primero resiste el andar de miles de autos diariamente, mientras el segundo parece sostener el tiempo con su engranaje suspendido en el aire.

 

Fuente:


corum.ch


Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete