Ya son diez años desde que una pieza de Linde Werdelin vio la luz en la industria relojera. Es una década de experiencia en la que la marca ha sondeado la mezcla correcta de tecnología digital y maestría mecánica dentro de un reloj. Para festejar este aniversario, Linde Werdelin ha lanzado dos creaciones que llaman poderosamente la atención y que continúan exaltando la pasión de sus creadores: Calibre LW 10-24.

 

LW 10-24 se diseñó en dos variantes, una en oro rosado de 18 quilates y una más en fibra de carbono multicapas. Ambas piezas cuentan con complicaciones destinadas a los amantes de los viajes, y actividades como el paracaidismo y la práctica de deportes sobre nieve. Con un solo clic el usuario puede cambiar la zona horaria dentro de este calibre, sin necesidad de desenroscar la corona, además de cambiar el indicador de día y noche sin mayor problema.

 

La serie LW 10-24 tiene excelente legibilidad. Sus distintos marcadores cuentan con tecnología luminiscente que absorbe y refleja la luz de forma muy eficiente (Luminova). Por otro lado, la hermeticidad de sus cajas es de 10 ATM. El movimiento de esta edición tiene reserva de marcha de 48 horas.

lw_10-24_gold_front

Linde Werdelin ha destinado 96 piezas de cada una de estas versiones a clientes específicos. Es decir, sólo por invitación se pueden adquirir estas exclusivos relojes.

lw_10-24_3dtp_carbon_front

Fuente:


www.lindewerdelin.com

 

 


Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *