La loción del futbolista mexicano Rafael Márquez, el perfume de Shakira, la joyería de Paulina Rubio, la colección de ropa de Thalía y claro ahora “El Reloj de Mister Trump”  son ejemplo de que algunas celebridades se han convertido en marcas; hacen lo que sea necesario con tal de promocionarse, seguir vigentes y generar ingresos.

Muchos de nosotros decidimos ignorar este tipo de productos, sabemos de antemano que algunos son de baja calidad y en ocasiones de gusto anticuado. Es innegable que en su mayoría estas creaciones no las utilizan o diseñan las figuras antes mencionadas, son productos pasajeros que una vez cumplida su misión publicitaria desaparecen del mercado.

En  el mundo de los relojes hay un caso similar de explotación de imagen. Me refiero al político y precandidato presidencial de los Estados Unidos, Donald J. Trump. El magnate creó, hace algunos años, una línea de relojes llamada “Diamond”, son piezas de apariencia lujosa pero analizados a detalle son todo lo contrario.

 

Trump001

 

Las características de uno de los modelos “Diamond” no son muy espectaculares. El armatoste dorado fue hecho en Japón, tiene movimiento automático de cuarzo, la caja es de de acero con brazalete hecho en china. El bisel no rota y la corona tampoco gira.

 

trump2

 

Como dice el dicho: aunque la mona se vista de seda, mona se queda. En este caso Trump, por más refinamiento que le intentó dar a su reloj, no logró más que darnos un suvenir de poca calidad. Se esperaría mayor estilo y elegancia de un empresario que se ha dedicado a mostrar su fortuna.


Si para halloween se quieren disfrazar de millonarios o candidatos presidenciales, compren este invaluable reloj de aproximadamente $200 dólares.

Fuentes:

http://jholbrook.proboards.com/
Foto principal por Gage Skidmore en flickr.
Fotos del reloj Diamond de Trump por BOSCOE en http://jholbrook.proboards.com/   

lee más aquí


Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete





Más vistos