En incontables ocasiones hemos leído la inscripción Swiss Made en la carátula de los relojes más exclusivos. Marcas como Rolex, Omega, Cartier, Richard Mille, y muchas otras más, presumen esta designación de fabricación suiza, sencillamente porque éste país ha sido casa de la evolución del reloj. Esta leyenda, grabada, pintada o resaltada sobre algún calibre, tiene más peso de lo que se cree, representa una forma única de manufactura, es historia, calidad y labor artesanal experimentada. No por nada muchas casas relojeras están tratando de cuidar la explotación desmedida de esta denominación.

 Foto por Hypo.Physe en Flickr.

Durante años se han impuesto leyes respecto a lo “Hecho en Suiza“. A grandes rasgos, y para evitar ahondar en especificaciones del marco legal establecido en el año 2007, se le considera a una pieza Swiss-Made cuando al menos el 60% del total sus partes y ensamblaje han sido realizados en Suiza. En la actualidad existe una pugna entre las casas relojeras preocupadas por la calidad, que abogan por subir hasta un 80% el total de las piezas fabricadas en este país, contra el 50% que busca el Gobierno apoyado por  las casas relojeras que venden producción económica. Si se aceptará el 50% o menos, la calidad bajaría de forma alarmante, por ejemplo la maquinaria de un reloj Swiss-Made podría ser manufacturada en Suiza y lo demás (caja, cristal, extensible) importado de China. A su vez el empleo de miles de especialistas locales se perdería por mandar la producción en masa hacia países asiáticos.

 Foto por Daniel Zimmerman en Flickr.

Es un hecho que el precio de un reloj se eleva considerablemente con esta denominación, sin embargo lo que al final buscan los relojeros y consumidores apasionados es la conservación de la tradición, a pesar de la evolución de nuevas formas de manufactura. Es decir, todavía se busca que manos expertas llenas de herencia relojera utilicen nuevas tecnologías para crear joyas micromecánicas.


Klokker Reparacion de RelojesFoto por Eric Kilby en Flickr

Te dejamos un video de cómo Audemars Piguet hace un Swiss-Made desde su diseño hasta la venta en mostrador:

Fuentes:

https://en.wikipedia.org/wiki/Swiss_Made

Foto principal por Daniel Zimmermann en Flickr


Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *